Por qué debo posicionar mi hotel en Internet

Aunque antes se podría pensar que un hotel podría tener éxito por sí mismo y resaltar entre la competencia por la calidad de sus servicios y su ubicación, la verdad es que en la actualidad los hoteles necesitan de la ayuda de un experto en posicionamiento online que lo coloque en el tope de la lista de las elecciones de los clientes.

Así, palabras como redes sociales, Google Adwords, posicionamiento web o SEO son cada vez más escuchadas  en el mundo de la hostelería y las empresas de servicios de alojamiento se aventuran cada vez más a descubrir los misterios del mercado online.

¿Qué es el posicionamiento online?

Para el que aún no lo sabe, el posicionamiento online se trata de un conjunto de tareas que tienen como objetivo mejorar las posiciones de una web en los resultados de buscadores como Google, Yahoo, Bing, para una determinada búsqueda y lograr los tan anhelados resultados orgánicos o naturales.

A diferencia de otros sectores comerciales, el turismo y en particular el apartado de hospedajes, tienen su propio ecosistema en términos de mercadeo, posicionamiento y ventas.

Factores como la popularidad cobran gran importancia cuando se considera la opinión de otros, las puntuaciones en plataformas como TripAdvisor o en las propias redes sociales son determinantes para los usuarios a la hora de reservar su alojamiento.

La dificultad está en que en verdad nadie sabe como los buscadores ordenan los resultados, por lo que no existen fórmulas exactas que te garanticen el éxito en la tarea.

HotelUP, especialistas en marketing online para hoteles y posicionamiento SEO y SEM, dice que lo que sí es seguro es que existen una serie de estrategias que se pueden aplicar, tanto dentro como fuera de la red, para lograr quedarte con el sitio de honor. A saber que cada estrategia funciona diferente para cada empresa y que cada caso es muy particular. Estrategias que representan la clave del éxito para algunos negocios, podrían no generar ningún resultado para otros.

La importancia del posicionamiento online

En teoría, la posición que ocupa tu web está directamente relacionada con el número de visitas que recibe y por lo tanto el número de reservas. Además, que gran parte de la reputación de hotel ahora se basa en sus resultados en la web, como por ejemplo, su número de seguidores o el posicionamiento de su página web.

La página web de un hotel es la extensión de su imagen física al mundo de la Internet. En la actualidad los clientes quieren ver la oferta de los diferentes hoteles a un toque de su pantalla, poder ver fotos de las habitaciones y áreas comunes e  incluso hacer una visita 360” dentro del hotel; por lo que debes cuidar a fondo cada detalle de tu propuesta online.

La información abunda en Internet,conviene tener una oferta de contenido atractiva a disposición de los usuarios, incentivar la conversación y las valoraciones de quienes nos han visitado.Todo suma a la hora de que posibles visitantes se debaten qué opción elegir.

A parte, el posicionamiento también trae variedad de beneficios para el hotel:

  • No sólo obtienes beneficios económicos también es fortalecimiento de tu marca creando perfiles en directorios, promocionando tu hotel en foros o a través de artículos, creando un blog dentro de la web oficial de tu hotel…
  • Puedes aparecer para palabras clave muy competitivas que en anuncios de pago te costarían una fortuna.
  • Aparecer por encima de intermediarios compitiendo directamente con ellos.

¿Cuándo debo invertir en posicionamiento online para mi hotel?

Aunque estar bien posicionado en la red es igual de importante para cualquier empresa, no todas tienen porque invertir en este aspecto. Convertirlo en parte de tu presupuesto y tus esfuerzos dependerá de los resultados en materia que se tengan hasta el momento y del desempeño de tu página web.

De hecho, si no eres paciente con los resultados, los trabajos de posicionamiento no son adecuados para ti. El tiempo puede variar según el estado de punto de partida del hotel y se estima entre unos 5, 6 ó 7 meses.

Es recomendable invertir en posicionamiento si:

  • Tu web recibe pocas visitas desde los resultados naturales u orgánicos.
  • Si tus clientes llegan a tu web a través del nombre de tu hotel y no por búsquedas más genéricas.
  • Tus intermediarios te venden demasiado en comparación a tu web.
  • Recibes la mayoría de tus visitantes desde anuncios de pago.

Los primeros pasos hacia el posicionamiento

Revisa tu web, analiza tu competencia, determina los términos por los que quieres aparecer, verifica que tienes una web responsive, que se adapta a todos los dispositivos, modifica los metadatos para orientarlos a tu público, y empieza por defender posiciones a nivel local y regional para luego dar el salto. Es un camino largo hacia el sitio de honor de las reservas.

La reputación on line

Seguro que has escuchado mil veces la famosa frase “tiene mala reputación”.  Y no nos referimos solo al comentario típico de pueblo, en este caso es para hablar de una gestión empresarial. Ahora, con el paso de los años, esta reputación se ha convertido en on line. Un aspecto que es básico si queremos seguir creciendo. La Gestión de la Reputación Online y la Analítica de Medios Sociales son probablemente las labores más importantes para un Community Manager.

 Sin ellas, por muy buenos contenidos que compartamos en los canales de la marca, o por muy creativos que seamos en nuestras campañas, nuestra actividad en Medios Sociales queda incompleta. La Gestión de la Reputación Online y la Analítica nos permiten tomar decisiones para crear o modificar nuestro Plan de Medios Sociales. Vamos a analizar cómo se puede conseguir mejorar nuestra reputación.

Como en la vida, la reputación se construye a partir de las opiniones y conversaciones que tienen las personas sobre una marca, y no puede controlarla. Podemos definirla como un “apego” racional o emocional entre el público y la marca. En definitiva, es el prestigio que una empresa o persona tiene entre los consumidores.

Ahora bien, la reputación online es el reflejo de este prestigio en Internet. Por lo tanto, la reputación online se definiría como la imagen resultante de unir todas las opiniones, ideas, menciones sobre nuestra marca que han vertido los usuarios en Internet. Se calcula que aproximadamente un 30% de la reputación de una marca está en la Red. Y es que ahora mismo, es vital conocer cómo se conoce a nuestra marca entre los internautas.

Nos ponemos en contacto con G2 Informática para que nos informen un poco más sobre la forma de lograr una mejor reputación. “El objetivo es analizar las necesidades y objetivos de nuestros clientes, entendiendo su negocio para diseñar la mejor estrategia, y todo pensando en una mejora de su imagen”, explican.

Los consumidores encuentran en Internet un medio perfecto para expresar su opinión, ya que los foros, blogs y Medios Sociales son herramientas de creación de contenido abiertas a todos. Gracias a estas herramientas se han convertido en prosumidores, productores y consumidores de información al mismo tiempo. Los prosumidores saben dónde están las mejores fuentes de información y dónde compartir los contenidos que les parecen más interesantes o relevantes.

Fases de reputación

La primera fase trata de conocer qué se está diciendo de nuestra marca en Internet, dando como prioridad, al ser Community Managers, a los diferentes Medios Sociales. Esta fase es una de las más importantes y es una de las labores más relevantes que desarrolla un Community Manager: se trata de la Monitorización. En esta fase recurriremos a ciertas herramientas para extraer la información de los Medios Sociales. Recordar siempre que una buena extracción de información en este sentido no depende tanto de la herramienta sino de que sepamos recopilar la información eficientemente.

Segunda fase consiste en analizar la información recogida, haciendo un análisis cualitativo de lo que se dice y priorizando los mensajes negativos como los más importantes para su seguimiento. En esta fase elaboramos el Informe de Reputación Online que nos servirá tanto para seleccionar los mensajes más importantes como para comunicar los resultados de la monitorización a los responsables de la marca.

La tercera fase es la que identificaríamos realmente como la Gestión de la Reputación Online, puesto que consiste en trabajar sobre los mensajes negativos, para contrarrestarlos y aprender de esas críticas siempre que sean constructivas. En esta fase podemos tomar diferentes decisiones para intentar mejorar esos sentimientos negativos hacia la marca para convertirlos en los más positivos posibles, ya sea dando réplica a esas críticas, creando una buena campaña de comunicación, desarrollando un concurso… y por supuesto mejorando el producto o servicio. Una vez superada esta fase volvemos a la fase inicial. Como hemos podido ir estudiando, el trabajo de Community Management es algo cíclico puesto que una vez tomada una decisión, debemos escuchar si esta ha sido acertada o no. Pasada la fase de las decisiones, volvemos a la primera fase, la fase de la monitorización.

Monotorizar

Hay que advertir que monitorizar no es siempre una tarea sencilla, a no ser que contemos con herramientas de pago. Las herramientas de pago nos permiten obtener en un solo programa información que, de no contar con ellas, tendremos que ir recopilando de diferentes herramientas gratuitas. Y tenemos que tener en cuenta que estas herramientas, por mucho que queramos, no son infalibles, precisamente en gran parte debido a su gratuidad. A pesar de las frustraciones que podamos encontrar en el proceso de monitorizar, es siempre un trabajo que resulta muy satisfactorio cuando obtenemos información útil.

Cómo vender al por mayor por internet

Los hábitos de la sociedad han cambiado. Sea bueno o malo, ahora mismo todo lo que se compra se hace por Internet. Solo hay que comprobar cómo es el famoso Black Friday. Aunque hace años era impensable que la gente comprara detrás de una pantalla, ahora es lo que se lleva. Hemos perdido el miedo a dar nuestros datos personales, incluso a dar el número de la tarjeta.

Muchos de los proyectos que se ponen en marcha son tiendas online, cuyo objetivo es la venta al por mayor, ya que nos dirigimos a un público objetivo centrado en grandes empresas. Además, si nuestro eCommerce parte de una tienda física tendremos muchas más ventajas. A continuación os mostraré qué características son clave para conseguir una tienda online consolidada que haga sus envíos al por mayor. Para ello nos ponemos en contacto con HHG, que es una empresa especializada en la venta al por mayor de ropa y que ha sabido  hacerse un hueco en el cibermercado.

Lo bueno de tener una tienda en Internet es que todo el mundo puede acceder cuando quiera. Ya sabes eso de 24 horas los siete días a la semana. Y mejor aún, clientes de todas las partes del mundo. Por eso es recomendable pensar en tu público objetivo, pero también en consumidores individuales que pueden entrar porque buscan productos específicos. Es decir, diferenciaremos los precios según el pedido: expondremos un precio base con IVA incluido y a continuación los descuentos por Volumen que varían con la cantidad. Además, hay que dejar claro que estos pedidos al por mayor llevan factura para empresas y autónomos, ya que es la diferencia primordial a la hora de hacer una venta de gran volumen. Muchas veces las personas entran en la web pensando que son una tienda al uso.

Marketing digital

Si estamos en Internet, la forma de vender cambia. Por eso tenemos que tener nociones de marketing digital. Los objetivos tienen que ser muy claro, por ejemplo si hacemos campañas por temporadas con promociones especiales, tendremos que hacer anuncios y emails destinados a cada público. Así es como puedes ver en HHG, que en campañas de verano  hacen ofertas muy llamativas.

Con el fin de lograr la venta de volumen para aumentar los ingresos, debes cumplir una regla de orden mínima. Esto significa que los minoristas (compradores al por mayor) tienen que comprar una cantidad mínima de producto o el valor en dinero al hacer el pedido. Esto permite un descuento en tus productos ya que tienen que comprar en grandes cantidades. En HHG, por ejemplo, el pedido mínimo total debe ser superior a 300 euros.

Dropshipping

Una de las ventajas más destacadas de vender al por mayor es poder hacer ventas directas a minoristas e incluso de otros países. Estas empresas son intermediarias, proveedoras que a través del llamado «dropshipping» consiguen ventas de volúmenes muy grandes a precios de lo más reducido. Por ejemplo, si a nosotros nos ofertan un producto al 60% podemos venderlo a un 30% más y tener las ganancias que veamos oportunas, lo grande un precio asequible para el minorista. Sin embargo, si nosotros somos fabricantes tenemos que pensar qué precios vamos a fijar para obtener beneficios y que además, sea emotivo para la empresa minorista.

En las formas de pago tienes que dar muchas facilidades. Y es que son ventas al por mayor y el desembolso suele ser grande. Un ejemplo sería el de esta empresa de ropa al por mayor. En este caso, una vez finalizado tu pedido de ropa al por mayor, puedes realizar el pago mediante tres sistemas.

  • Con tarjeta de crédito, donde conseguirás un descuento del 2% si realiza el pago on line.
  •  Paypal – Conseguirá un descuento del 2% si realiza el pago on line.
  •   Transferencia– Si escoges esta modalidad, una vez reciba su e-mail informando de la preparación de su pedido, podrá enviar una transferencia por el importe del mismo. Ya has visto que hay que tener algo de mano para poder poner facilidades en los pagos.

Como has visto, sea cual sea nuestro proyecto online de comercio electrónico debemos siempre tener claro cuál es el mercado potencial al que nos dirigimos, para así poder hacer un estudio de cómo tendremos que enfocar nuestra plataforma de venta online. Está claro que las ventas están en la red, y si son al por mayor mejor, y tenemos que saber amoldarnos a los nuevos tiempos que están corriendo. No hay que dar la espalda.

La ciberseguridad como garantía para la continuación de tu negocio.

La seguridad IT, seguridad tecnológica de la información o ciberseguridad es, a día de hoy, tan necesaria como desconocida para las pequeñas y medianas empresas. No es de extrañar, pues esta herramienta es relativamente nueva aunque ya ha alcanzado altos niveles de perfeccionamiento contra los intentos de los hackers de acceder a sistemas para robar información confidencial de todo tipo, desde datos personales con la intención de suplantar la identidad, datos y contraseñas bancarias para operar a través de internet, o información íntima y privada con la intención de realizar chantaje a su dueño. Lo que las PYMES y particulares desconocen pues, es el alto riesgo que corren y en que posicionan su negocio sin adoptar o contratar un sistema adecuado de seguridad en sus dispositivos informáticos.

La importancia que ha adquirido internet es innegable, enorme y condicionante de nuestra forma de vida actualmente. En palabras de los estudiosos del tema “afecta a la mayoría de los aspectos de la vida de los ciudadanos, desde cómo ganan dinero y se les gobierna hasta cómo establecen y mantienen relaciones sociales y encuentran sustento espiritual e intelectual” (Betz y Stevens, 2011). En la medida en la que promueve la difusión internacional de la información, internet representa una plataforma de democratización de la formación y conocimientos, siendo accesible a todo aquel que disponga de un dispositivo electrónico e inquietudes de cualquier tipo. Internet es además en nuestros días la aportación más significativa de avance científico, de representación de libertad y democracia.

Al mismo tiempo, sin embargo, esta plataforma acoge a un nuevo tipo de actividades al margen de la ley cuya peligrosidad es la más alta en esta nueva dimensión de la vida y las costumbres humana. Se trata de actividades llamadas ciberdelincuencia, ciberespionaje o ciberguerra y cuya manifestación más radical es la subcultura del llamado hacker. El hacker es un individuo que trata de explorar las debilidades de una red informática para penetrarla sin autorización con la intención de manifestarse como activista social y político o, en el peor de los casos, para beneficiarse económicamente a costa de otros de manera ilegal.

Curiosamente, muchos de estos expertos informáticos trabajan hoy como peritos en ciberseguridad para empresas y gobiernos con el fin de contrarrestar los ataques a su seguridad tecnológica de la información, un empleo cada vez más cualificado y necesario en todos los sectores laborales. En España, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) nace en el año 2012 como sociedad dependiente del Ministerio de Economía y Empresa a raíz de la evolución de los riesgos globales y ciberamenazas, velando por la seguridad y confianza digital de ciudadanos y empresas.

Actualmente, las PyMES se enfrentan a los mismos retos en seguridad que las organizaciones más grandes ya que, en el año 2018, la mayoría de ciberataques registrados fueron para estos negocios por tratarse de empresas en las que no se suele invertir en este tipo de seguridad informática a pesar de tener la mayoría de sus servicios informatizados, incluyendo los datos personales tanto de los empleados como de los propios clientes. “La gran mayoría no son conscientes del riesgo existente y no disponen de medios para detectarlo o recuperarse ante un ataque contra sus sistemas, cuyas consecuencias pueden resultar devastadoras.

La ciberseguridad, o seguridad informática para empresas, es por tanto una pieza crítica dentro de la política de seguridad IT integral de las empresas que permite asegurar la continuidad del negocio” advierten los expertos de Inforges, una consultora multinacional con múltiples sedes en nuestro país y que ofrecen soluciones globales a empresas tanto públicas como privadas con el objetivo de transformarlas en organizaciones mucho más eficientes, rentables e inteligentes. Estos informáticos dedicados a la ciberseguridad plantean los riesgos que supone dejar de invertir en la seguridad de sus sistemas informáticos, proponiendo como solución la externalización o relegación de la tarea a una consultoría de expertos en seguridad tecnológica de la información.

UNA FORMA PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD DE LAS PYMES ES MEDIANTE UN PROVEEDOR DE SERVICIOS GESTIONADOS.

Como se ha argumentado anteriormente, la inversión en ciberseguridad para cualquier tipo de empresa sea grande o pequeña, pertenezca al sector público o privado, es esencial en nuestros días para no correr el riesgo de perder información privilegiada, personal o incluso llegar a ser extorsionados. La solución que están tomando aquellas empresas asesoradas por expertos en materia de seguridad tecnológica de la información es la de externalizar el servicio a un proveedor o consultor de ciberseguridad, pues las ventajas de contratar estas prestaciones son muy variadas y a cada cual más beneficiosa: por un lado, la reducción de costes que supone esta contratación en lugar de crear un nuevo departamento dentro de su empresa para estas tareas con todo lo que ello supone, desde contratación de personal especializado hasta la adquisición de sistemas específicos para su desempeño; y por otro, las garantías de estar siempre protegido gracias al empleo por parte del equipo de expertos contratado de las últimas tecnologías de seguridad.

Además, como profesionales experimentados en el tratamiento de ciberdelincuencia contra empresas, estos informáticos llevarán a cabo su trabajo con la máxima discreción, conociendo el riesgo que podría suponer revelar un informe en el que se alerta de fallos en la seguridad de su sistema, pues podría provocar la desconfianza entre sus clientes. Antes de esto, estos expertos presentarán el informe de error y las soluciones empleadas para su detención y restablecimiento de la seguridad en sus equipos y sistemas informáticos.

Como podemos comprobar, la ciberdelincuencia está a la orden del día y es preciso por ello, si usted es un particular que dedica un número de horas considerables al día a navegar por internet o si suele realizar sus compras a través de páginas web, que disponga de inmediato de un antivirus eficiente y que siempre preste atención a la barra de búsqueda de su navegador, pues ésta le indicará si está en una página segura o si debe desconfiar de la web en que se encuentra, donde nunca deberá depositar datos personales o bancarios. Por otro lado, si usted es empresario, le recomiendo que comience a investigar acerca de este tipo de delincuencia y que ponga lo antes posible las medidas necesarias para proteger su negocio de posibles delitos informáticos y de tecnologías de la información.