Los sitios son web son cada vez más complejos, pero mucho más eficientes

Los sitios son web son cada vez más complejos, pero mucho más eficientes

La llegada de internet a nuestras vidas es relativamente reciente, puesto que hasta hace tan solo unos años la red estaba pensada para que grandes multinacionales pudiesen conectar sus equipos de trabajo y, más adelante, sus centros de trabajo mediante grandes nodos de comunicaciones. Sin embargo, con el paso del tiempo la adopción de internet se ha ido trasladando a la sociedad. Una sociedad que en sus inicios tenía que optar por tener línea de teléfono o línea de internet y que poco a poco fue descubriendo las bondades de un internet todavía muy primitivo. Años más tarde logramos solucionar el problema que suponía conectarse a la red y dejar de lado la línea de teléfono y ya fuimos capaces de tener las dos soluciones tecnológicas de manera simultánea, aunque no fue hasta un poco de tiempo después cuando logramos que internet se pareciese, al menos en parte, a lo que hoy en día tenemos. Y es que al comienzo todas las webs que existían eran meramente informativas y los usuarios tan solo accedían a comprobar datos como el contacto, la dirección o la carta, en el caso de restaurantes, algo que, hoy en día, ya nos queda muy atrás.