Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
shutterstock_1921441922(FILEminimizer)

Cómo hacer vino casero

El vino sigue estando de moda y el aumento de ventas del vino de nuestro país de calidad, marca las diferencias. Incluso también podemos hablar del crecimiento impresionante de aficionados que gustan de elaborar vino casero de uva.

Maquinaria para la elaboración de vino

Como nos dicen los profesionales de boadatecnologia.com, el mundo de la enología es impresionante, pero también hay que tener buena maquinaria, de tal forma que el vino casero se realice en las mejores condiciones y con la mejor maquinaria. De tal forma que puedas tener una buena bodega para tu propio consumo.

¿Cómo se hace el vino casero?

Antes de comenzar a producirlo, podemos ir resolviendo una serie de dudas básicas, ese tipo de preguntas que se suelen hacer la totalidad de aficionados al vino que no trabajan profesionalmente en este producto que ha pasado a ser básico en nuestra propia cultura.

Pensemos que una de las dudas que aparecen es la de si seremos capaces de hacerlo con nuestros medios. Pues claro, es más sencillo hacerlo de lo que podemos pensar y además el consumo de una bebida ecológica no es riesgo alguno para ti o tu familia.

Vamos con el procedimiento:

Elección de la mejor uva

Lo primero es tener buena uva, donde ella es vital para ser garantía del tiempo o dinero que se podrá dedicar a la producción del vino casero que tenga un buen vino casero.

Si tiene espacio, es posible que cultives tu propia uva ecológica.  Por este motivo, piensa en una serie de consejos:

Haz el cálculo de los litros de vino que deseas producir y embotellar, para que no te quedes corto ni largo, tanto a la hora de comprar la uva como para comprar máquinas y herramientas para el jardín o la bodega.

Piensa que para obtener un litro de vino, vas a precisar de 2 kilos de uva, y que si deseas hacer una producción anual de vino de tipo casero vas a precisar de contar con maquinaria y herramientas de calidad importante.

Las uvas de tinto tienen mejor rendimiento que las que son blancas. Entre las variedades que recomiendan los enólogos para que se haga vino casero, destacamos las de garnacha, o la merlot. En el caso de que no desees invertir mucho, es posible seleccionar otras uvas que tengan una calidad menor, pero donde la relación calidad precio sea mejor, como la famosa llamada de tempranillo.

En el caso de que quieras dar más cuerpo al vino tinto, lo que debes es fermentar el mosto con las semillas o los hollejos de la uva…

Plantar y el cuidado de las viñas no necesita una gran inversión en cuanto a maquinaria y herramienta, por lo que solo va a ser necesario invertir en una sulfatadora de calidad, rastrillos, palas y no mucho más.

Ten claro que, de no tener tiempo o que no te apetezca el meterte en dicha aventura, siempre es posible adquirir unos kilos de uva en un mercado de agricultores o en una bodega o cooperativa de vinos que sea de confianza.

Molimiento de la uva

En el caso de que tengas nostalgia por los viejos tiempos, siempre se pueda pisar la uva, pero piensa que actualmente hay buena maquinaria para hacer vino en bodegas que será de gran ayudar de cara a moler las uvas y hacer tu vino propio.

Triturar uva para vino casero

La extracción del zumo de uva para la obtención del mosto que pasará a ser vino es de mayor importancia de lo que podemos pensar en cuanto a la calidad de la cosecha. Si quieres asegurarte la calidad, antes de que muelas la uva es bueno desgranar la fruta.

Fermentación y almacenaje

Otro paso para la elaboración del vino casero es cuando se deje que el tiempo pueda actuar sobre el mosto. En un bidón bueno o barril y con la temperatura necesaria, la fermentación no va a durar más de tres o cuatro días.

Una vez clarifiquemos o filtremos el vino, se puede pasar a uno más barato bidón de los que tienen grifo para así poder invitar a tus amistades a la clásica barbacoa con buen vino tinto casero que va a saber muy bien al ser realizado por ti.

Parece claro que el vino es uno de esos productos de origen orgánico que no solo son fáciles de elaborar, también son sanos consumidos moderadamente y deliciosos. Eso sí, no olvides tener el mejor equipo, con todo lo necesario. Ahora ya sabes, que lo puedes conseguir, ¿no?

Compartir esta publicacion