El futuro al alcance de nuestras manos

El futuro al alcance de nuestras manos

Vivimos en una época en la que las tecnologías nos permiten tener soluciones inmediatas a múltiples problemas. Hace 30 años, comunicarnos de España a Latinoamérica, no solo era extremadamente costoso, sino que las comunicaciones eran muy deficientes. Las operaciones médicas, eran mucho más invasivas, con mucho tiempo de recuperación. Los artefactos eran difíciles de manejar. El transporte era incomodo, esto por poner algunos ejemplos simples.

La tecnología al alcance de la mano, nos permite mantenernos al día con todo lo que ocurre en el mundo, no solo desde las comunicaciones a distancia, sino que diariamente los avances, nos hacen la vida más fácil y más segura. Uno de los inventos más novedosos y útil estos últimos años, son las famosas Impresoras 3D.

Estas impresoras están siendo utilizadas en diferentes campos, cubriendo varias de las necesidades propias de cada área y generando una serie de beneficios para las grandes empresas y también para los usuarios domésticos.

Las impresoras 3D se utilizan desde hace unos años en el arte, la odontología y medicina, la ingeniería, arquitectura, mecánica, moda, joyería y otras áreas de desarrollo y conocimiento. Es por eso nuestros amigos de Sicnova, especialistas en la venta de escáneres e impresoras 3D, nos contará de qué manera las impresoras 3D están siendo utilizadas en algunas de estas áreas

En la medicina se utiliza de varias formas:

  • Órganos: Se están realizando estudios con células vivas que buscan poder utilizarlas como el material para la creación de órganos que puedan ser trasplantados a pacientes que lo necesiten. De tener resultados positivos este estudio, las enormes listas de espera para trasplantes, se verían reducidas en un elevado porcentaje.
  • Trasplantes: En este caso se pueden presentar variantes diferentes, puede que se necesite crear tejido humano, o puede que necesite reconstruir una parte del cuerpo, en ambos casos, se utilizan distintas técnicas y materiales para llevar a cabo las impresiones, pero ya se han realizado y funcionan.
  • Prótesis: Mediante una impresora 3D, pueden crearse prótesis que ayuden a quienes lo necesitan a ser más funcionales. Y no necesariamente deben ser construidos por impresoras dentro de instalaciones médicas, en Internet existen tutoriales que pueden ayudar a su creación. Sin embargo, lo ideal es que cualquier prótesis echa en una impresora de este tipo, esté respaldado por la intervención del equipo médico. En esta rama, también se incluyen las guía quirúrgicas y los implantes odontológicos.
  • Varios: los puntos anteriores no son los únicos usos a nivel de salud, las impresoras 3D están siendo utilizadas para reproducir las imágenes tridimensionales de los ecosonogramas en mujeres embarazadas, también para piezas como férulas y yesos para inmovilizaciones, entre otros.

En el área automotriz

Se utiliza para la creación de prototipos que permitan disponer de las piezas en físico antes de realizar la producción definitiva, de forma que pueda corregirse lo que esté defectuoso.

En el espacio

Las agencias como la NASA o la ESA, están utilizando las impresoras 3D para la creación de herramientas en el espacio, de forma que se pueda optimizar el uso espacio físico en cabina, sin necesidad de tener una serie de herramientas que puedan o no ser necesitados.

Sin embargo, como todos los cambios históricos a la hora de la producción en masa, las impresoras 3D tienen ventajas y desventajas, pero lo que es indiscutible, es que utilizando esta tecnología eficientemente, la contaminación, la pérdida de materiales, el trabajo forzoso, puede disminuirse en un porcentaje bastante elevado, además de ayudar en diferentes áreas de desarrollo que pueden elevar la calidad de vida de miles de personas en el mundo, si hablamos específicamente de la salud.

Ahora bien, hay que tomar en cuenta que si bien las impresoras 3D facilitan la producción en masa y a su vez, impulsan diferentes tipos nuevos de empresas, también debemos entender que hay empresas tradicionales que llegarán a desaparecer, a menos que se sumen al uso de las nuevas tecnologías y del uso que pueden darle a ella, sin prescindir de sus empleados. Lo ideal es que a medida que las empresas vayan comprendiendo y utilizando esta herramienta, le permita a sus empleados, mantenerse en la misma, de forma que la impresora no sustituya a ningún trabajador, sino que complemente efectiva y positivamente las labores que llevan a cabo.

Lo importante es entender que cada día que pasa, el futuro está más cerca de nuestras manos, y que instrumentos como las impresoras 3D, nos acercan progresivamente a un futuro prometedor desde el punto de vista tecnológico y que sin duda impactará no solo a las grandes empresas, sino la forma de vida diaria como la conocemos hasta el momento, permitiéndonos resolver problemas de forma inmediata, en el caso de los usuarios domésticos, como por ejemplo, imprimir alguna pieza para arreglar la mesa que se rompió accidentalmente, o plantear soluciones a problemáticas de interés social, como la construcción de prótesis para personas de bajos recursos.

Deja una respuesta