La ciberseguridad como garantía para la continuación de tu negocio.

La ciberseguridad como garantía para la continuación de tu negocio.

La seguridad IT, seguridad tecnológica de la información o ciberseguridad es, a día de hoy, tan necesaria como desconocida para las pequeñas y medianas empresas. No es de extrañar, pues esta herramienta es relativamente nueva aunque ya ha alcanzado altos niveles de perfeccionamiento contra los intentos de los hackers de acceder a sistemas para robar información confidencial de todo tipo, desde datos personales con la intención de suplantar la identidad, datos y contraseñas bancarias para operar a través de internet, o información íntima y privada con la intención de realizar chantaje a su dueño. Lo que las PYMES y particulares desconocen pues, es el alto riesgo que corren y en que posicionan su negocio sin adoptar o contratar un sistema adecuado de seguridad en sus dispositivos informáticos.

La importancia que ha adquirido internet es innegable, enorme y condicionante de nuestra forma de vida actualmente. En palabras de los estudiosos del tema “afecta a la mayoría de los aspectos de la vida de los ciudadanos, desde cómo ganan dinero y se les gobierna hasta cómo establecen y mantienen relaciones sociales y encuentran sustento espiritual e intelectual” (Betz y Stevens, 2011). En la medida en la que promueve la difusión internacional de la información, internet representa una plataforma de democratización de la formación y conocimientos, siendo accesible a todo aquel que disponga de un dispositivo electrónico e inquietudes de cualquier tipo. Internet es además en nuestros días la aportación más significativa de avance científico, de representación de libertad y democracia.

Al mismo tiempo, sin embargo, esta plataforma acoge a un nuevo tipo de actividades al margen de la ley cuya peligrosidad es la más alta en esta nueva dimensión de la vida y las costumbres humana. Se trata de actividades llamadas ciberdelincuencia, ciberespionaje o ciberguerra y cuya manifestación más radical es la subcultura del llamado hacker. El hacker es un individuo que trata de explorar las debilidades de una red informática para penetrarla sin autorización con la intención de manifestarse como activista social y político o, en el peor de los casos, para beneficiarse económicamente a costa de otros de manera ilegal.

Curiosamente, muchos de estos expertos informáticos trabajan hoy como peritos en ciberseguridad para empresas y gobiernos con el fin de contrarrestar los ataques a su seguridad tecnológica de la información, un empleo cada vez más cualificado y necesario en todos los sectores laborales. En España, el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) nace en el año 2012 como sociedad dependiente del Ministerio de Economía y Empresa a raíz de la evolución de los riesgos globales y ciberamenazas, velando por la seguridad y confianza digital de ciudadanos y empresas.

Actualmente, las PyMES se enfrentan a los mismos retos en seguridad que las organizaciones más grandes ya que, en el año 2018, la mayoría de ciberataques registrados fueron para estos negocios por tratarse de empresas en las que no se suele invertir en este tipo de seguridad informática a pesar de tener la mayoría de sus servicios informatizados, incluyendo los datos personales tanto de los empleados como de los propios clientes. “La gran mayoría no son conscientes del riesgo existente y no disponen de medios para detectarlo o recuperarse ante un ataque contra sus sistemas, cuyas consecuencias pueden resultar devastadoras.

La ciberseguridad, o seguridad informática para empresas, es por tanto una pieza crítica dentro de la política de seguridad IT integral de las empresas que permite asegurar la continuidad del negocio” advierten los expertos de Inforges, una consultora multinacional con múltiples sedes en nuestro país y que ofrecen soluciones globales a empresas tanto públicas como privadas con el objetivo de transformarlas en organizaciones mucho más eficientes, rentables e inteligentes. Estos informáticos dedicados a la ciberseguridad plantean los riesgos que supone dejar de invertir en la seguridad de sus sistemas informáticos, proponiendo como solución la externalización o relegación de la tarea a una consultoría de expertos en seguridad tecnológica de la información.

UNA FORMA PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD DE LAS PYMES ES MEDIANTE UN PROVEEDOR DE SERVICIOS GESTIONADOS.

Como se ha argumentado anteriormente, la inversión en ciberseguridad para cualquier tipo de empresa sea grande o pequeña, pertenezca al sector público o privado, es esencial en nuestros días para no correr el riesgo de perder información privilegiada, personal o incluso llegar a ser extorsionados. La solución que están tomando aquellas empresas asesoradas por expertos en materia de seguridad tecnológica de la información es la de externalizar el servicio a un proveedor o consultor de ciberseguridad, pues las ventajas de contratar estas prestaciones son muy variadas y a cada cual más beneficiosa: por un lado, la reducción de costes que supone esta contratación en lugar de crear un nuevo departamento dentro de su empresa para estas tareas con todo lo que ello supone, desde contratación de personal especializado hasta la adquisición de sistemas específicos para su desempeño; y por otro, las garantías de estar siempre protegido gracias al empleo por parte del equipo de expertos contratado de las últimas tecnologías de seguridad.

Además, como profesionales experimentados en el tratamiento de ciberdelincuencia contra empresas, estos informáticos llevarán a cabo su trabajo con la máxima discreción, conociendo el riesgo que podría suponer revelar un informe en el que se alerta de fallos en la seguridad de su sistema, pues podría provocar la desconfianza entre sus clientes. Antes de esto, estos expertos presentarán el informe de error y las soluciones empleadas para su detención y restablecimiento de la seguridad en sus equipos y sistemas informáticos.

Como podemos comprobar, la ciberdelincuencia está a la orden del día y es preciso por ello, si usted es un particular que dedica un número de horas considerables al día a navegar por internet o si suele realizar sus compras a través de páginas web, que disponga de inmediato de un antivirus eficiente y que siempre preste atención a la barra de búsqueda de su navegador, pues ésta le indicará si está en una página segura o si debe desconfiar de la web en que se encuentra, donde nunca deberá depositar datos personales o bancarios. Por otro lado, si usted es empresario, le recomiendo que comience a investigar acerca de este tipo de delincuencia y que ponga lo antes posible las medidas necesarias para proteger su negocio de posibles delitos informáticos y de tecnologías de la información.

Deja una respuesta