Desinfecta tus productos de electrónica sin estropearlos

Desinfecta tus productos de electrónica sin estropearlos

El coronavirus lo ha cambiado todo. Incluso nuestras formas de limpiar las cosas. En estos días que todos estamos obsesionados por la limpieza y por las medidas de higiene, también es importante saber cómo limpiar nuestros aparatos electrónicos. Y es que si usamos algunos productos podríamos estropearlos. Hay aparatos que usamos diariamente como teléfonos, ordenadores, monitores, televisores y tabletas. Algunos métodos pueden hacer inservibles muchos aparatos, así que toma nota si no quieres llevarte un susto.

Hay un concepto básico a la hora de limpiarlo: hay que apagarlos. Y si usa batería o pilas y estas son extraíbles debemos sacarlas. Tampoco conviene limpiar el aparato nada más apagarlo, ya que algunos suelen estar demasiado calientes tras un rato de uso. Por eso conviene esperar unos minutos antes de ponernos manos a la obra.

Los teclados

Volvemos a la oficina y nos enfrentamos de nuevo al teclado del ordenador. Toma nota porque hace unos años realizaron un estudio en Estados Unidos donde reflejaron que hay 400 veces más bacterias en las teclas que en una taza de váter. ¿Cómo te quedas? Por este motivo, hay que limpiarlo bien.

Hay que colocarlo boca abajo y agitarlo un poco para que caigan los residuos. No te puedes hacer una idea de la cantidad de particulares y pelos que caen. Si hay en casa, es conveniente utilizar un bote de aire comprimido para ayudar a que salga todo lo que puede haber bajo las teclas. Luego lo limpiamos con un algodón que esté empapado con una solución de agua y alcohol isopropílico, que ha demostrado ser unos de los más potentes agentes antisépticos y desinfectantes.  No creas que es difícil de conseguir Stock Net Valles lo tienen en formatos muy cómodos, tanto para el hogar como para la oficina. Eso sí, hay que pasarlo por todas las teclas y entre ellas. Ojo porque si usamos uno muy potente, se podrían borrar las teclas.

El móvil

Ya sabemos que el móvil es un foco de bacterias. Por eso, hay que limpiarlo bien. La carcasa se hace con movimientos suaves usando un trapo humedecido o con una toallita desinfectante y luego se puede secar con un trapo. La cámara hay que utilizar una gamuza de microfibra específica para lentes, por ejemplo las de las gafas. Son las mejores porque no arañan el cristal ni dejan marca. La pantalla se limpia con movimientos circulares pequeños, avanzando poco a poco por la superficie y se deja secar al aire.

El ratón

Y si limpiamos el teclado, tenemos que hacer lo mismo con el ratón. Primero hay que desconectarlo del ordenador y limpiar todas las parte externas con un trapo de tela. No te olvides de limpiar también la tradicional alfombrilla, que también es un foco de infección.  Mientras que la parte del sensor óptico, es decir la luz roja que hay en la parte inferior, se limpia utilizando un bastoncillo de algodón humedecido en alcohol. Con mucho cuidado para que no entre humedad dentro.

Monitores y televisores

Los televisores y los monitores de los ordenadores necesitan que les pongamos mucho mimo a la hora de limpiarlos. Y es que si hacemos un exceso de presión sobre la pantalla la podemos romper o incluso dejar dañado algún pixel. Nosotros recomendamos limpiar con un paño seco y sin pelusas el polvo del marco y la pantalla. Una buena solución es la de mezclar a partes iguales alcohol isopropílico y agua destilada. Eso sí, no hay que echarlo directamente sobre la pantalla, sino humedeciendo ligeramente un paño seco y limpio. También podemos usar esto para limpiar el mando a distancia.

Cámaras de fotos

Las cámaras de hacer fotos es otro de los productos que debe ser desinfectado con mucho cuidado. Sobre todo, en los objetivos. Hay cámaras fotográficas que sí que a cierta tolerancia a los líquidos y otras que no tienen absolutamente ninguna. Por eso, lo mejor es consultar las instrucciones que nos vienen en la cámara porque dependiendo del fabricante se puede hacer de una o de otra forma.

Cables

Los cables también hay que limpiarlos ya que pueden ser un de contagios. Sobre todo aquellos que usamos con más frecuencia. Y si estamos en una oficina donde compartimos material, pues puede ser peligroso. La solución para limpiarlo es usar una mezcla de agua y alcohol isopropílico. Eso sí, hay que darlo teniendo el cable desenchufado, ya que se puede estropear con gran facilidad. Idéntica situación ocurre con los cargadores de teléfonos o de ordenador.

Relojes inteligentes

Ahora se han puesto muy de moda las pulseras de actividad y los relojes inteligentes. Esos que nos dicen si estamos haciendo bien el ejercicio y cómo nos mantenemos. Pues bien, estos son fáciles de limpiar. Una mezcla de agua y alcohol isopropílico puede solucionarlo. Aunque en algunos casos incluso podemos limpiarlos con agua y jabón. Ahora bien, todo lo que hagamos con estos aparatos, hay que hacerlo con las manos limpias.

Deja una respuesta