Los sitios son web son cada vez más complejos, pero mucho más eficientes

Los sitios son web son cada vez más complejos, pero mucho más eficientes

La llegada de internet a nuestras vidas es relativamente reciente, puesto que hasta hace tan solo unos años la red estaba pensada para que grandes multinacionales pudiesen conectar sus equipos de trabajo y, más adelante, sus centros de trabajo mediante grandes nodos de comunicaciones. Sin embargo, con el paso del tiempo la adopción de internet se ha ido trasladando a la sociedad. Una sociedad que en sus inicios tenía que optar por tener línea de teléfono o línea de internet y que poco a poco fue descubriendo las bondades de un internet todavía muy primitivo. Años más tarde logramos solucionar el problema que suponía conectarse a la red y dejar de lado la línea de teléfono y ya fuimos capaces de tener las dos soluciones tecnológicas de manera simultánea, aunque no fue hasta un poco de tiempo después cuando logramos que internet se pareciese, al menos en parte, a lo que hoy en día tenemos. Y es que al comienzo todas las webs que existían eran meramente informativas y los usuarios tan solo accedían a comprobar datos como el contacto, la dirección o la carta, en el caso de restaurantes, algo que, hoy en día, ya nos queda muy atrás. 

Tal y como os hemos adelantado en el titular, los sitios son web son cada vez más complejos, pero mucho más eficientes de lo que lo eran antaño y es que como es lógico, con el paso del tiempo han ido evolucionando hasta convertirse, en algunos casos, en una herramienta esencial para el día a día de muchos trabajadores y usuarios en general. Así, en la actualidad, más allá de cumplir labores meramente informativas, las webs también nos valen para conocer gente, encontrar trabajo, trabajar en nuestra propia empresa o comprar, entre otras soluciones. Es por todo ello por lo que las webs originales se han tenido que ir reconstruyendo desde cero para adaptarse a la nueva realidad o, en caso como el de Renfe, se han tenido que ir haciendo pequeñas modificaciones para que cumpla con todas las expectativas que se requieren en la actualidad. Y es que siguiendo con el ejemplo de la empresa que gestiona los ferrocarriles en España, Renfe disparó las ventas en su web con los billetes de AVE para la nueva normalidad, por lo que esta web tiene que estar preparada, ya no solo para cumplir con las expectativas de los viajeros, sino que también para cumplir con el elevado número de visitas diarias que se realizan cada día a su sitio para comprobar disponibilidades, precios, comprar, reclamar devoluciones o simplemente conocer la empresa. 

Por este motivo, cada vez son más las compañías que recurren a DcmWeb, dado que los portales online son cada día más importantes para el funcionamiento de nuestro día a día y cada vez son más los clientes que recurren a la web a comprar o consultar todas aquellas dudas que se tienen. Sin embargo, tan importante como tener una buena web es tenerla actualizada y es que de poco o nada vale que nos gastemos mucho dinero en tener el mejor sitio web si después tenemos sus páginas con información incompleta o errónea, tal y como ocurre, en muchos casos, con los horarios de los comercios o lugares. 

Del mismo modo, en la actualidad ya no debemos de ver una web como un gasto o como un complemento de lujo, sino que ha de formar parte activa de nuestro negocio, dado que cada vez se vende más a través de la red. Por ello, invertir en una web nueva no es síntoma de que la vieja sea mala u obsoleta, sino que ya ha cumplido su ciclo y debemos de buscar una nueva web que atraiga a los visitantes y que nos genere un mayor volumen de ventas y, con ello, que nos permita seguir creciendo día a día. 

La web de Renfe, una gran pelea que dura años 

Que os hayamos puesto la web de Renfe como ejemplo a lo largo del post no es casualidad y es que la intrahistoria de este sitio web es digno de admirar. La web de Renfe nació hace ya muchos años y desde entonces no ha parado de crecer en ningún momento. De base se creó una web cómoda, pero no por ello bien hecha y en lugar de rehacerla para crear una nueva, a lo largo de los años ha ido recibiendo diferentes modificaciones, pero siempre sobre su misma base. Por ello, ahora que la empresa ha decidido sacar adelante un nuevo portal web, los desarrolladores se han encontrado con un monstruo hecho de decenas de parches que va a costar mucho dinero y tiempo deshacer para crear una nueva web que cumpla todas las expectativas actuales de los clientes. 

Deja una respuesta