La compra de vehículos a través de Internet, cada vez más habitual en nuestro país

La compra de vehículos a través de Internet, cada vez más habitual en nuestro país

El comercio electrónico ha sido el que nos ha sacado de la crisis económica que llevábamos padeciendo desde el año 2008. Comrpar de una manera mucho más fácil, ahorrando una considerable cantidad de tiempo y de dinero ha sido suficiente para incentivar el consumo en una enorme cantidad de sectores de producción. No lo decimos nosotros, lo han dicho los economistas más reputados de todo el mundo. Y es que, si lo miramos desde el plano personal, seguro que ahora que tenemos comercio electrónico compramos más de lo que comprábamos cuando no teníamos esa opción.

Existen muchos bienes que han aumentado su venta como consecuencia de la llegada del comercio electrónico. Seguro que, de primeras, todos estamos pensando en la ropa y todo lo que tiene que ver con el negocio de la moda, pero lo cierto es que son muchos más sectores los que se han beneficiado de ello, entre los que se encuentra el comercio dedicado a la venta de vehículos. En efecto, ha aumentado de una manera más que interesante el número de coches vendidos a medida que las diferentes marcas han empezado a ofrecer la posibilidad de adquirir un coche sin salir de casa.

Una noticia que fue publicada por el portal web del diario El Economista informaba de algo que ya nos resulta familiar: comprar un coche por Internet ya aporta una serie de ventajas que son merecedoras de ser tenidas en cuenta: en primer lugar, porque nos permite ahorrar dinero (el coste medio es de unos 22.000 euros). Además, permite agilizar todos los trámites. El perfil de comprador en este punto es de un varón de unos 40 años que adquiere el vehículo a través de un teléfono móvil. La verdad es que esta situación ya se ha convertido en habitual.

Una noticia publicada en el portal web del diario La Vanguardia informaba de que los españoles seguíamos comprando más coches usados que nuevos en el año 2019. En concreto, se vendieron durante ese año más de dos millones de vehículos de segunda mano, siendo uno de cada tres mayores de 15 años. La verdad es que este es un asunto bastante interesante puesto que demuestra que el precio es un factor fundamental a la hora de enfrentarse a una compra de este estilo, que resulta más que necesaria para buena parte de la población de nuestro país.

El comercio electrónico ha tenido una fuerte incidencia en lo que respecta a la venta de coches. Y es que son muchas las personas que han decidido que, dadas sus circunstancias personales, esta es la mejor manera de adquirir un vehículo. Este tipo de actuaciones ha beneficiado, sobre todo, a las empresas especializadas en el transporte de vehículos a nivel nacional e internacional. Empresas como lo puede ser Transportes Trans Thalia, una compañía especializada precisamente en este tipo de asuntos. Sus gerentes nos han comentado que, en los últimos cuatros años, el volumen de trabajo, clientes y pedidos ha crecido de un modo notorio.

El tiempo iguala en importancia al precio

Tradicionalmente, a la hora de comerciar se ha postulado como principal factor en importancia el precio por razones obvias. Y es que todo el mundo pretende conseguir el mejor producto o servicio al menor precio posible para sacar el máximo rendimiento posible de cada euro que se invierte. Pero lo cierto es que ese factor ahora comparte el primer puesto en importancia con otro, que no es otro que el tiempo de entrega. Esto se ha convertido en una realidad absoluta como consecuencia de la llegada del comercio electrónico.

Es una de las grandes características que ha rodeado a la llegada del comercio electrónico y que ha venido para quedarse. Las personas somos, de manera natural, impacientes. Queremos más que otra cosa en este mundo recibir cuanto antes lo que hemos comprado a través de la pantalla de nuestro ordenador o la de nuestro móvil. Y la verdad es que tener la capacidad de reducir ese plazo de entrega es algo que la gente valora, a día de hoy, mucho más que una rebaja en cuanto al precio de coste de aquello que se está comprando.

No nos cabe la menor duda de que las empresas que se encargan de esa entrega están realizando una función que la gente valora de una manera extraordinaria. Precisamente por eso, somos conscientes de que la nueva competencia en el mercado gira en torno a los plazos de entrega y no tanto en lo que tiene que ver con los precios. Y es que no es para menos. Es una cuestión que ya no nos sorprende y que, desde luego, vamos a seguir teniendo en consideración a partir de ahora cuando compremos un coche… o cualquier otro producto.

Deja una respuesta